Estas son las razones por las que no te llamaron para la entrevista o no obtuviste el empleo

 

54c78ec592023_1420_!

 

¿Has mandado de mil maneras tu currículum y no recibiste respuesta de los entrevistadores? ¿Te ha pasado que al salir de una entrevista laboral has sentido que todo te ha ido bien, pero luego no recibes ninguna llamada?

 

Existen muchas razones por la que no has obtenido el trabajo, y puede ser difícil reconocer la razón por la que no te ha dado el puesto. Pues, a pesar que pides un feedback para saber cuál fue el error que cometiste no recibes respuesta, o si responden es con una frase del estilo “Eres un gran candidato, pero encontramos a alguien más cualificado para el empleo”.

 

Una de las decepciones más grandes de la búsqueda de empleo es no conseguir el puesto que querías; por tal, te mostraremos aquí las principales razones por la que no obtuviste ni siquiera la primera entrevista o por la que no te dieron el trabajo.

 

Cuando no cumples con los requisitos…

Si bien no siempre debes buscar empleos que se ajusten 100 por ciento a tus capacidades, cuando optas por puestos que piden habilidades más elevadas que las tuyas, o que solicitan 10 años de experiencia y tú tienes 2, es conveniente no presentarse, ya que seguramente quedes descartado rápidamente.

 

Cuando tu solicitud está incompleta…

No proveer la información requerida es uno de los motivos por los que quedas inmediatamente eliminado del proceso de selección. Muchos no lo completan por distracción, otros por pereza o porque creen que no será tan importante, y algunos simplemente no lo completan porque no cuentan con los requisitos.

 

Cuando tu solicitud tiene errores…

Antes de enviar una solicitud, debes revisarla por lo menos un par de veces, pues si cometes errores en las fechas, salarios, faltas de ortografía o no incluyes información que deberías haber incluido, puede costarte caro, ya algunos empleadores verifican el historial profesional antes de concertar entrevistas.

 

Claves-para-el-curriculum

Cuando no has creado un currículum personalizado para esa oferta…

Es importante de notar que tienes habilidades que interesan para el puesto, que en tus empleos anteriores has aportado valor, y que has realizado voluntariado, prácticas profesionales o proyectos académicos relacionados, pues los currículums que listan las habilidades generales que no aportan información relevante para el puesto a solicitar, pueden afectar negativamente al candidato.

 

Cuando no has organizado correctamente a información…

Debes organizar el currículum de forma que la información más relevante se encuentre al principio y sea fácil de encontrar. Si tu CV está hecho de manera desordenada, eso puede ser perjudicial y podrías terminar como el eterno postulante.

 

Cuando no has hecho una carta de presentación personalizada para esa oferta…

Revelar tu valor y lo que puedes aportar a la empresa es muy importante. Es fundamental que indiques en la carta de presentación, tus habilidades, experiencia y conocimientos para hacer lo que se necesita en ese puesto. Es tan sencillo como “venderte” a la empresa.

 

Cuando has redactado una carta de presentación muy larga o demasiado corta…

Lo ideal es que tenga entre 3 y 5 párrafos con un máximo de 8 líneas cada uno, y con espacio entre los párrafos. La carta de presentación debe ser lo suficientemente larga como para mostrar sin lugar a dudas que eres un buen candidato para el puesto, pero no tan densa que el reclutador se aburra rápidamente de leer y opte por desecharla.

 

Cuando has enviado documentos con erratas…

¿Te has asegurado que los documentos que enviaste estaban correctamente redactados y libres de erratas? ¿Has pedido a otros que lean el currículum y carta de presentación para evitar errores? Pues, ¡conviene que lo hagas!

 

Cuando no te has valido del networking…

Para aumentar las posibilidades de conseguir el puesto, intenta siempre mover tu red de contactos para encontrar a alguien que trabaje en la empresa a la que te postulas y que pueda recomendarte con los jefes. Muchos no utilizan el networking porque no se han enterado lo importante que es esta herramienta para tener una mayor influencia y lograr reconocimiento.

 

Cuando tus referencias no han dado la mejor impresión de tí…

¿Sabes lo que han dicho tus referencias de ti? Si te piden que proporciones referencias laborales, es probable que el empleador las haya verificado antes de concertar la entrevista. Por tanto, es fundamental saber que tus referencias te darán una buena recomendación.

 

SI tienes en cuenta los pasos posiblemente consigas la entrevista y posteriormente el empleo; pero, si te has presentado de la mejor manera e incluso así no has conseguido el empleo, ¡no te desanimes! A veces simplemente se ha presentado un candidato extraordinario que tiene más que ofrecer al empleador.

 

Tranquilo, el rechazo puede ser algo bueno a largo plazo, ya que si la compañía no creía que eras el mejor para el puesto, es posible que ese trabajo no fuese el ideal para tí. En lugar de pasar lamentándote por ese puesto, sal y busca otra oportunidad, tarde o temprano serás el candidato ideal para el cargo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*